Estado de Identificación

Usted no ha entrado en

Translate:


Nuestro Blog

y también estamos en:

185995328105749.1358.629497367  

El Oriente es una publicación editada por el Equipo de Comunicación de la Gran Logia de España
View ‘El Oriente’ in your browser for an automatic translation to any language
Segunda época – número 126
“Orgullo de ser masones”

Lema para 2016 de la Gran Logia de España

light-twitter-48.png GLE
light-facebook-48.png GLE
light-link-48.png GLE
light-twitter-48.png El Oriente
light-twitter-48.png Logias
English
العربية
Afrikaans
беларуская мова
български
català
中文(简体)
中文(繁體)
Hrvatski
Česky
Dansk
eesti keel
Nederlands
Suomi
Français
Deutsch
Ελληνική
हिन्दी
Magyar
Gaeilge
Indonesia
íslenska
Italiano
日本語
ភាសាខ្មែរ
한국어
македонски јазик
بهاس ملايو
Malti
Norsk
Polski
Português
Português – Portugal
Română
Русский
Kiswahili
Svenska
עברית
Lietuvių
latviešu
slovenčina
slovenščina
српски
தமிழ்
ภาษาไทย
Türkçe
Filipino
украї́нська
Tiếng Việt
Julio
1-10. Alicante
IV Colonias Blasco Ibañez9-11. Madrid
Encuentro del Gran Maestro con Masones JóvenesSeptiembre
9-11. Cambridge
Conferencia Internacional del Tricentenario10. Valencia
Gran Consejo RectorOctubre
12. Madrid
Gran Consejo Provincial

Noviembre
2. Madrid
Tenida Fúnebre por los Hermanos Pasados al Oriente Eterno

17-18. Sevilla
Jornadas Masónicas en el Ateneo

19. Madrid
Gran Cónclave

26. Gran Canaria
Consagración Respetable Logia Rondane

2017
Enero

25. Madrid
Gran Asamblea Provincial Ordinaria

Sociedad
Un millón de firmas para lograr el asilo de los refugiados Sirios
El Comité Español del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) ha lanzado una campaña para recoger un millón de firmas en España para pedir a todos los países miembros de las Naciones Unidas que garanticen que todas las familias refugiadas de Siria tengan un lugar seguro donde vivir. Las firmas serán entregadas a la Asamblea General de la ONU el próximo 19 de septiembre durante la Cumbre Global sobre Refugiados y Migrantes en Nueva York.
“Ante la gran emergencia que sufre Siria, hemos decidido dar un paso que hasta ahora nunca nos habíamos planteado, la gravedad de lo que ocurre lo requiere”, explica la Directora General de Acnur en España, María Ángeles Siemens. “Creemos que ha llegado el momento de que todos los países miembros se comprometan de verdad, de una forma sincera, a abordar el drama humanitario de los refugiados sirios”, añade.

El Gran Consejo Rector de la Gran Logia de España, órgano de gestión ejecutiva de la Masonería Española, ya expresó hace meses a Acnur y Cruz Roja la disposición de los masones españoles para contribuir a la acogida material de los refugiados. “España conoce lo que es la emigración y el exilio, pero también ha sido generoso lugar de encuentro de diferentes razas y culturas. Consecuente con sus deberes de humanidad, sus obligaciones internacionales y sus compromisos en la Unión Europea, debe hacer frente ahora a la llegada de miles de refugiados procedentes, en su inmensa mayor parte, de Siria. Los masones de Gran Logia de España no podemos ni queremos permanecer insensibles o cruzados de brazos. Fieles a nuestra propia exigencia de ser buenos ciudadanos y personas solidarias, queremos contribuir a que encuentren una digna acogida quienes, sin apenas nada material, tienen que enfrentarse al exilio”, dice la declaración.

Sociedad
La Masofobia surgió del rechazo
a los principios democráticos
¿Cuál es el origen de la Masofobia? Esta es la gran pregunta que abordó la profesora de Historia de la UNED, Rosa María Martínez Segarra, en su conferencia ‘La Masonería vista por los otros’ dentro del ciclo organizado por la Respetable Logia San Juan de los Llanos número 36 de la Gran Logia de España, la Diputación Provincial de Albacete y el Ayuntamiento de la capital castellano-manchega. Y su tesis es clara: el choque temprano de los principios democráticos de la Masonería con el Antiguo Régimen.
La profesora recordó que la Masonería Tricentenaria que hoy conocemos estaba formada por “humanistas provenientes de la nobleza, la burguesía, el mundo de la ciencia y, en general, por hombres libres inspirados en los principios de la fraternidad, la solidaridad humana, la tolerancia y el librepensamiento”.

En el siglo XVIII, “entre los principios del Antiguo Régimen y los principios de la naciente Orden Masónica, existían claras divergencias”, explica. A pesar del principio de no injerencia de la institución como tal, la Masonería actuaba como una “auténtica caja de resonancia” de ideas ilustradas como “la igualdad, la libertad de pensamiento, la libertad de conciencia, la libertad de expresión, la libertad de asociación, o la libertad religiosa” que, practicadas en el seno de las Logias, serán el germen del Estado de Derecho.

En ese entorno, la Masonería sólo fue criticada en aquellos Estados que conservaron el Antiguo Régimen, no en cuanto a su carácter de “fraternidad, escuela de formación o centro filosófico”, sino en sus principios, valores e ideales. “Las críticas son alegatos a favor de la Monarquía absoluta que serán llevados a cabo por la misma fuente del poder, la Corona, y la institución legitimizadora de la misma, la Iglesia Católica”.

“Por desgracia, nuestro país es un auténtico paradigma de las opiniones más radicales de los otros sobre la Masonería”, explicó la profesora. En 1815, con el retorno de Fernando VII, “bajo la acusación de masón se persiguió también a afrancesados y liberales, muchos de ellos defensores del constitucionalismo gaditano”. El único momento de revitalización de la Masonería Española en el siglo XIX tuvo lugar en el periodo abierto con la Revolución de 1868.

En opinión de la Profesora, la Segunda República fue “el único régimen de toda la historia española en el que los masones tuvieron una notable influencia consecuencia de su libertad de movimiento”.

“La Guerra Civil y el largo periodo del Régimen Franquista supondrán para la Masonería una autentica debacle que, en derecho internacional, puede calificarse de genocidio”, afirmó. Desde los primeros días del conflicto “comenzó la persecución sistemática y el exterminio de los masones y sus instituciones”. En su opinión, la española “ha sido una represión tan fuerte” que, a pesar del tiempo transcurrido desde el final del Franquismo, decir hoy que eres masón en España es correr el riesgo de “ser mal mirado” por pertenecer a una institución que está en el origen de muchos de los derechos y libertades consustanciales a las sociedades democráticas.

Durante su conferencia, la profesora Martínez Segarra leyó algunos pasajes extensos de la Encíclica Humanus Genus del Papa Leon XIII, en la que en un año tan tardío como 1884 se reprocha a la Institución que sustente principios democráticos.

“Dogmatizan los naturalistas que los hombres todos tienen iguales derechos y son de igual condición en todo; que todos son libres por naturaleza; que ninguno tiene derecho para mandar a otro, y el pretender que los hombres obedezcan a cualquier autoridad que no venga de ellos mismos es propiamente hacerles violencia. Todo está, pues, en manos del pueblo libre; la autoridad existe por mandato o concesión del pueblo […] Y que todo esto agrade a los Masones del mismo modo, y quieran ellos constituir las naciones según este modelo, es cosa tan conocida que no necesita demostrarse. Con todas sus fuerzas e intereses lo están maquinando así hace mucho tiempo”.

Tricentenario
El Tricentenario reconstruirá la Catedral de Canterbury
Los masones británicos sufragarán con 200.000 libras la rehabilitación de la Catedral de Canterbury con motivo del Tricentenario de la Masonería.La primera piedra de la Catedral, icono de la ciudad, fue puesta en el 597. El edificio, tan antiguo como venerable, es hoy sede de la iglesia anglicana y santuario en el que reposan los restos de Tomás Becket. Según recuerda Freemasonry Today, algunos de sus arzobispos han sido Queridos Hermanos de la Orden.
Como todo edificio antiguo, el mantenimiento es constante e intenso. El llamamiento de los responsables de la catedral sobre el estado de algunas áreas del edificio movilizó a los Queridos Hermanos de las Grandes Logias Provinciales de Kent, Sussex y Surrey que, en el marco del Tricentenario de la Masonería, se han comprometido a donar 200.000 libras antes de que finalice 2016 para permitir que los trabajos de restauración, ya iniciados, puedan verse finalizados completamente.

El apoyo económico no acaba aquí. Siguiendo la tradición más pura de los masones, las Respetables Logias implicadas en el proyecto dotaron durante tres años una beca de 22.000 libras para formar y enseñar a un aprendiz de cantero. El Museo de la Masonería de Kent está diseñando una exposición para explicar el vínculo histórico y social entre la Masonería y el edificio de la catedral.

4acb4a53-779e-439a-a479-d25f22469628.png
La Francmasonería tiene su fundamento esencial en la fe en un Poder Supremo expresado bajo el nombre de Gran Arquitecto del Universo; sus principios se resumen en estas dos máximas: conócete y ama a tu prójimo como a ti mismo.La Francmasonería es una asociación libre de hombres independientes, los cuales sólo dependen de su conciencia y se dedican a poner en práctica un ideal de paz, amor y fraternidad.Tiene como objetivo el perfeccionamiento moral de la humanidad y como medio de propagación una verdadera filantropía, con el empleo de costumbres y formas simbólicas.Impone a todos sus miembros el respeto a las opiniones ajenas y les prohíbe toda discusión política o religiosa a fin de constituir un centro permanente de unión fraternal. Los Francmasones se reúnen en lugares especiales llamados Logias con el fin de trabajar allí ritualmente, con celo y asiduidad, y sólo admiten a hombres mayores de edad, creyentes, de buenas costumbres, honorables, leales y dignos en todos los aspectos.En las Logias se aprende a amar a la Patria, someterse a sus Leyes, respetar a las Autoridades legítimamente constituidas; a considerar el trabajo como un deber esencial en el ser humano y en consecuencia, a honrarlo en todas sus formas y hacer de él, por medio de la palabra, del ejemplo y de lo escrito, toda difusión útil.

El desarrollo de todo lo anterior, que constituye en síntesis los objetivos universales de la Francmasonería, son los fines de la Gran Logia de España.

El Oriente es una publicación editada por el Equipo de Comunicación de la Gran Logia de España, representante en España de la regularidad masónica y, por tanto, el cuerpo masónico que mantiene lazos de amistad y reconocimiento con todas las Grandes Logias regulares del mundo. Con ellas comparte los antiguos principios de la Fraternidad masónica universal, así como una Tradición iniciática que explica la extraordinaria vitalidad que la francmasonería aun conserva en nuestros días. La Gran Logia de España, único cuerpo masónico al que pertenecen la práctica totalidad de los masones españoles, es además depositaria del legado del histórico Grande Oriente Español, fundado en 1889.

Los contenidos de esta publicación podrán ser reproducidos, distribuidos y comunicados públicamente sin previa autorización siempre y cuando se cite la fuente. Para cualquier consulta o sugerencia relacionada con los contenidos de dircomunicacion

Copyleft © 2016 GLE,
El Oriente es una publicación de la GLE dirigida a medios de Comunicación, instituciones públicas y privadas y toda persona que solicite su recepción.Nuestra dirección postal es:
GLEGran Via de les Corts Catalanes, 617
Barcelona, 08007 SpainAdd us to your address bookDejar de recibir El Oriente Modificar la dirección de suscripción

open.php?u=4406fe7d64e95e62cb07ce8d9&id=b0907c4f05&e=81ff3e84d2

 

El Oriente es una publicación editada por el Equipo de Comunicación de la Gran Logia de España
View ‘El Oriente’ in your browser for an automatic translation to any language
Segunda época – número 123
“Orgullo de ser masones”

Lema para 2016 de la Gran Logia de España

light-twitter-48.png GLE
light-facebook-48.png GLE
light-link-48.png GLE
light-twitter-48.png El Oriente
light-twitter-48.png Logias
English
العربية
Afrikaans
беларуская мова
български
català
中文(简体)
中文(繁體)
Hrvatski
Česky
Dansk
eesti keel
Nederlands
Suomi
Français
Deutsch
Ελληνική
हिन्दी
Magyar
Gaeilge
Indonesia
íslenska
Italiano
日本語
ភាសាខ្មែរ
한국어
македонски јазик
بهاس ملايو
Malti
Norsk
Polski
Português
Português – Portugal
Română
Русский
Kiswahili
Svenska
עברית
Lietuvių
latviešu
slovenčina
slovenščina
српски
தமிழ்
ภาษาไทย
Türkçe
Filipino
украї́нська
Tiếng Việt
Junio
7. Madrid
Gran Consejo Provincial8. Albacete
Otras sociedades:
Las pseudomasonerías
9. Barcelona
Simplificar la Vida11. Barcelona
Gran Cónclave

15. Albacete
Mi aproximación a la Masonería

15. Madrid
Reunión Venerables Maestros

20. Madrid
Concierto de San Juan de Verano

21. Barcelona
Ser rotario hoy en día

24. Cartagena
La Masonería ante el Mundo Actual

Julio
1-10. Alicante
IV Colonias Blasco Ibañez

9-11. Madrid
Encuentro del Gran Maestro con Masones Jóvenes

Septiembre
9-11. Cambridge
Conferencia Internacional del Tricentenario

10. Valencia
Gran Consejo Rector

Octubre
12. Madrid
Gran Consejo Provincial

Noviembre
2. Madrid
Tenida Fúnebre por los Hermanos Pasados al Oriente Eterno

17-18. Sevilla
Jornadas Masónicas en el Ateneo

19. Madrid
Gran Cónclave

26. Gran Canaria
Consagración Respetable Logia Rondane

2017
Enero

25. Madrid
Gran Asamblea Provincial Ordinaria

Sociedad
¿Está en crisis la Masonería?
El mundo occidental atraviesa una crisis de identidad que afecta también a la Masonería. Esta fue una de las ideas más sugerentes que lanzó el profesor Ferrer Benimeli en la apertura del ciclo de conferencias ‘La Masonería, puertas abiertas’ organizado por la Respetable Logia San Juan de los Llanos número 36 de la Gran Logia de España, con sede en la ciudad, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de la capital albaceteña.
Tras décadas de estudio sobre la Institución, el profesor de Historia Contemporánea en la Universidad de Zaragoza y Presidente de Honor del Centro de Estudios Históricos de la Masonería Española sintetizó el fin último que persigue la Masonería en “una cuestión tan utópica como construir la catedral de la fraternidad del Universo, en vez de con piedras, con hombres”. Por ello, “la Masonería es, o quiere ser, una escuela de formación del hombre para que ese hombre en cualquier lugar social donde luego se sitúe ayude a los demás en esa construcción de la fraternidad del Universo”, añadió.

Pero 300 años después de su fundación, la Masonería no sólo no ha alcanzado este ideal sino que su membresía se ha visto diezmada en algunos países democráticos. De acuerdo con las cifras que ofreció Ferrer Benimeli en la conferencia, en las últimas dos décadas el número de masones ha pasado de 700.000 a 300.000 en Inglaterra y de seis a tres millones en Estados Unidos. ¿Cuál es la causa de este aparente declive? El profesor, respondió a esta pregunta con otras: “¿Están en auge las universidades? ¿la política? ¿la economía? ¿la Iglesia? ¿los sindicatos? La Masonería al igual que todas las demás instituciones occidentales está pasando por una crisis de identidad”.

El profesor, que hizo un recorrido por la historia de la Masonería, se detuvo en la época de las dictaduras del siglo XX: Lenin, Trosky, Musolini, Hitler, Petain, Salazar o Franco prohibieron y persiguieron a la Masonería con la misma intensidad que hoy emplean los países islamistas que no admiten libertad de pensamiento o expresión. “Una sociedad como la Masonería, que tiene uno de sus fundamentos en la defensa de los Derechos del Hombre, en la defensa de la libertad, en la defensa de la tolerancia, en la defensa de la fraternidad universal, lógicamente, no tiene cabida en una dictadura, por eso las dictaduras la han perseguido a muerte”, explicó. “Recordemos que el mero hecho de acusar a alguien de masón en una determinada época de nuestra historia era delito de muerte sin necesidad de proceso previo”, añadió en referencia a España.

Durante la conferencia, el profesor leyó una carta de 1933 dirigida por el Gran Maestro de la Masonería Española, Muy Respetable Hermano Diego Martínez Barrio, a una Respetable Logia recién consagrada en A Coruña:

“Una virtud masónica conviene que no olvidéis en vuestros trabajos, la de la tolerancia; y otra tenéis la obligación de practicar sin desmayos, la de la fraternidad. El mundo, y en nuestro mundo España, es por demás intolerante. Cada hombre, dueño de una verdad, quiere monopolizarla e imponerla como si fuera la verdad única. La intolerancia es incomprensión, es limitación.

Saber que en todas las almas hay una chispa de la ciencia divina y que todas concurren al fin último de la perfección universal pone en el camino de comprender al prójimo, de disculparlo y de amarlo. Quién no sienta la virtud de la tolerancia, cuéntese como un extranjero en el hogar de la Masonería.

A su vez el masón ha de cultivar los principios de fraternidad. Amar a los que nos aman resulta fácil. Hay que amar o disculpar al menos a los que no nos aman. El mundo vive espoleado por el odio y es necesario cambiarle de signo. La salvación está en la fraternidad y cuando ella se logre, en su superación, que es el amor”.

Sociedad
La Comisión Europea lucha contra el discurso del odio
en redes sociales
La Comisión Europea ha alcanzado un acuerdo con las principales compañías de tecnologías de la información para tratar de luchar contra el discurso del odio en redes sociales. El organismo europeo, junto con Facebook, Twitter, YouTube y Microsoft han dado a conocer un código de conducta para combatir la propagación de contenidos que inciten a la violencia o el odio dirigidos contra un grupo de personas o un miembro de un grupo.
A partir de este acuerdo, las empresas tecnológicas se comprometen a establecer los procedimientos para garantizar que la mayoría de los contenidos ilícitos se evalúa y, en caso necesario, es eliminado en las primeras 24 horas. La masofobia o el discurso del odio hacia la Masonería, constante en los totalitarismos políticos y religiosos de todo signo en el siglo XX, sobrevive en el XXI en las redes sociales. Según el último Barómetro Masónico realizado por la Gran Logia de España, el 66{9c47e23b23168dec64ed75c5f5628f3c6e3919e9f9fba27cdd9a6729271fdd3d} de los masones de nuestro país perciben regularmente expresiones de aversión como hacia su condición, casi siempre en el mundo offline.
La Respetable Logia Trafalgar número 168 de la Gran Logia de España ha protagonizado uno de los eventos masónicos más significativos de las últimas semanas. Su ceremonia de doble iniciación -la entrada de dos nuevos miembros en la fraternidad universal- contó con la presencia de Queridos Hermanos de 18 Respetables Logias pertenecientes a cuatro Grandes Logias distintas. La fraternidad masónica no distingue fronteras.
Internacional
La Gran Logia de Andorra celebra
su Gran Asamblea
La Gran Logia de Andorra ha celebrado su Gran Asamblea Anual en la Escaldes, que contó con la presencia del Gran Diputado de la Gran Logia de España, el Respetable Hermano Alberto Torcal. El acto de la Masonería Andorrana, dirigido por su Gran Maestro, el Muy Respetable Hermano Antoni d’Ortadó, contó con una nutrida presencia de Maestros Masones de Francia y España, que participaron en la Tenida Solemne y la cena de gala para familiares y amigos.
La Masonería apenas cuenta con dos décadas de presencia en el Principado. El pueblo andorrano aprobó por referéndum en 1993 su Constitución, que recogió por vez primera el derecho de asociación que posibilita la creación y desarrollo de la Masonería en los países democráticos. Amparada y protegida por el Principado, a partir de 1994 se crearon las primeras logias masónicas dependientes de la Gran Logia Nacional Francesa y la Gran Logia de España. Seis años después, en 2000, se consagró la Gran Logia de Andorra, de la que pasaron a depender las ocho logias del territorio, única garante desde ese momento de la conservación en el Principado de nuestra tradición masónica ancestral. En la actualidad el Principado cuenta con un total de 17 Respetables Logias y Cuerpos Colaterales.
4acb4a53-779e-439a-a479-d25f22469628.png
La Francmasonería tiene su fundamento esencial en la fe en un Poder Supremo expresado bajo el nombre de Gran Arquitecto del Universo; sus principios se resumen en estas dos máximas: conócete y ama a tu prójimo como a ti mismo.La Francmasonería es una asociación libre de hombres independientes, los cuales sólo dependen de su conciencia y se dedican a poner en práctica un ideal de paz, amor y fraternidad.Tiene como objetivo el perfeccionamiento moral de la humanidad y como medio de propagación una verdadera filantropía, con el empleo de costumbres y formas simbólicas.Impone a todos sus miembros el respeto a las opiniones ajenas y les prohíbe toda discusión política o religiosa a fin de constituir un centro permanente de unión fraternal. Los Francmasones se reúnen en lugares especiales llamados Logias con el fin de trabajar allí ritualmente, con celo y asiduidad, y sólo admiten a hombres mayores de edad, creyentes, de buenas costumbres, honorables, leales y dignos en todos los aspectos.

En las Logias se aprende a amar a la Patria, someterse a sus Leyes, respetar a las Autoridades legítimamente constituidas; a considerar el trabajo como un deber esencial en el ser humano y en consecuencia, a honrarlo en todas sus formas y hacer de él, por medio de la palabra, del ejemplo y de lo escrito, toda difusión útil.

El desarrollo de todo lo anterior, que constituye en síntesis los objetivos universales de la Francmasonería, son los fines de la Gran Logia de España.

El Oriente es una publicación editada por el Equipo de Comunicación de la Gran Logia de España, representante en España de la regularidad masónica y, por tanto, el cuerpo masónico que mantiene lazos de amistad y reconocimiento con todas las Grandes Logias regulares del mundo. Con ellas comparte los antiguos principios de la Fraternidad masónica universal, así como una Tradición iniciática que explica la extraordinaria vitalidad que la francmasonería aun conserva en nuestros días. La Gran Logia de España, único cuerpo masónico al que pertenecen la práctica totalidad de los masones españoles, es además depositaria del legado del histórico Grande Oriente Español, fundado en 1889.

Los contenidos de esta publicación podrán ser reproducidos, distribuidos y comunicados públicamente sin previa autorización siempre y cuando se cite la fuente. Para cualquier consulta o sugerencia relacionada con los contenidos de dircomunicacion

Copyleft © 2016 GLE,
El Oriente es una publicación de la GLE dirigida a medios de Comunicación, instituciones públicas y privadas y toda persona que solicite su recepción.Nuestra dirección postal es:
GLEGran Via de les Corts Catalanes, 617
Barcelona, 08007 SpainAdd us to your address bookDejar de recibir El Oriente Modificar la dirección de suscripción

open.php?u=4406fe7d64e95e62cb07ce8d9&id=b36407be2f&e=81ff3e84d2

 

El Oriente es una publicación editada por el Equipo de Comunicación de la Gran Logia de España
View ‘El Oriente’ in your browser for an automatic translation to any language
Segunda época – número 112
“Orgullo de ser masones”

Lema para 2016 de la Gran Logia de España

dark-facebook-48.png Share
dark-twitter-48.png Tweet
dark-forwardtofriend-48.png Forward
dark-googleplus-48.png +1
dark-instapaper-48.png Read Later
Gran Logia de España
Grande Oriente Español
1889


Suscripción a El Oriente

Equipo de Comunicación y Relaciones Institucionales
English
العربية
Afrikaans
беларуская мова
български
català
中文(简体)
中文(繁體)
Hrvatski
Česky
Dansk
eesti keel
Nederlands
Suomi
Français
Deutsch
Ελληνική
हिन्दी
Magyar
Gaeilge
Indonesia
íslenska
Italiano
日本語
ភាសាខ្មែរ
한국어
македонски јазик
بهاس ملايو
Malti
Norsk
Polski
Português
Português – Portugal
Română
Русский
Kiswahili
Svenska
עברית
Lietuvių
latviešu
slovenčina
slovenščina
српски
தமிழ்
ภาษาไทย
Türkçe
Filipino
украї́нська
Tiếng Việt
Gran Logia de España
La Masonería Española ante los atentados en Bruselas
La Gran Logia de España, garante en nuestro país de los principios tricentenarios de la Masonería, sigue con atención los terribles acontecimientos de Bruselas ante los que desea hacer pública la siguiente declaración institucional.
Una respuesta serena
frente al terror y el fanatismoEl corazón de Europa ha sido golpeado de nuevo por el fanatismo. Desde la Gran Logia de España queremos hacer llegar al pueblo belga, por medio de nuestros Queridos Hermanos de la Gran Logia Regular de Bélgica, nuestra solidaridad con las víctimas, nuestra consternación y nuestra voluntad de sobreponernos al desgarro que produce la barbarie en nuestros sentimientos para ofrecer una respuesta serena: frente al terror y al fanatismo, sólo cabe la fuerza moral de la unidad, el Estado de Derecho y la Razón.Ante el asesinato indiscriminado de víctimas inocentes en Bruselas, debemos recordar más que nunca nuestro ideal constante de alcanzar un modelo de convivencia en el que vivir en paz, amor y fraternidad no sea una utopía entre seres humanos de distintas naciones, razas o Fe. En Bruselas han sido atacados brutalmente de nuevo los principios fundamentales para construir ese mundo. Nuestro mayor deseo es que la Humanidad sepa responder unida al desafío de este terror ciego.
4acb4a53-779e-439a-a479-d25f22469628.png
La Francmasonería tiene su fundamento esencial en la fe en un Poder Supremo expresado bajo el nombre de Gran Arquitecto del Universo; sus principios se resumen en estas dos máximas: conócete y ama a tu prójimo como a ti mismo.La Francmasonería es una asociación libre de hombres independientes, los cuales sólo dependen de su conciencia y se dedican a poner en práctica un ideal de paz, amor y fraternidad.Tiene como objetivo el perfeccionamiento moral de la humanidad y como medio de propagación una verdadera filantropía, con el empleo de costumbres y formas simbólicas.

Impone a todos sus miembros el respeto a las opiniones ajenas y les prohíbe toda discusión política o religiosa a fin de constituir un centro permanente de unión fraternal. Los Francmasones se reúnen en lugares especiales llamados Logias con el fin de trabajar allí ritualmente, con celo y asiduidad, y sólo admiten a hombres mayores de edad, creyentes, de buenas costumbres, honorables, leales y dignos en todos los aspectos.

En las Logias se aprende a amar a la Patria, someterse a sus Leyes, respetar a las Autoridades legítimamente constituidas; a considerar el trabajo como un deber esencial en el ser humano y en consecuencia, a honrarlo en todas sus formas y hacer de él, por medio de la palabra, del ejemplo y de lo escrito, toda difusión útil.

El desarrollo de todo lo anterior, que constituye en síntesis los objetivos universales de la Francmasonería, son los fines de la Gran Logia de España.

El Oriente es una publicación editada por el Equipo de Comunicación de la Gran Logia de España, representante en España de la regularidad masónica y, por tanto, el cuerpo masónico que mantiene lazos de amistad y reconocimiento con todas las Grandes Logias regulares del mundo. Con ellas comparte los antiguos principios de la Fraternidad masónica universal, así como una Tradición iniciática que explica la extraordinaria vitalidad que la francmasonería aun conserva en nuestros días. La Gran Logia de España, único cuerpo masónico al que pertenecen la práctica totalidad de los masones españoles, es además depositaria del legado del histórico Grande Oriente Español, fundado en 1889.

Los contenidos de esta publicación podrán ser reproducidos, distribuidos y comunicados públicamente sin previa autorización siempre y cuando se cite la fuente. Para cualquier consulta o sugerencia relacionada con los contenidos de El Oriente remítanos un correo electrónico a dircomunicacion@gle.org

Copyleft © 2016 GLE,
El Oriente es una publicación de la GLE dirigida a medios de Comunicación, instituciones públicas y privadas y toda persona que solicite su recepción.Nuestra dirección postal es:
GLEGran Via de les Corts Catalanes, 617
Barcelona, 08007 SpainAdd us to your address book

Dejar de recibir El Oriente Modificar la dirección de suscripción

open.php?u=4406fe7d64e95e62cb07ce8d9&id=c4f637a90a&e=81ff3e84d2

¿Por qué Franco odió tanto a los masones?

La Gran Logia de España celebra este fin de semana asamblea con la esperanza puesta en la recuperación del prestigio

Nunca es tarde si la dicha es buena. Con este ánimo celebra la masonería española su asamblea ordinaria, este fin de semana en Madrid, con observadores de medio centenar de logias y orientes regulares del mundo. La reunión coincide con media docena de acontecimientos gozosos para la Gran Logia de España, que se han sucedido en los últimos meses. Demuestran cómo, poco a poco, la organización perseguida con saña por la dictadura franquista, hasta el punto de decretar su exterminio, va reponiéndose de los espantajos que la señalaron como uno de los peores enemigos de España. “El contubernio judeo masónico”, dijoFranco en septiembre de 1975, en su último discurso desde el balcón del Palacio Real, en la Plaza de Oriente. Muerto el dictador apenas cincuenta días después, la transición hacia la democracia fue lenta, pero supuso pronto la legalización de todo lo que execraba el régimen totalitario: partidos políticos, sindicatos, cientos de confesiones religiosas, los derechos de reunión y manifestación, las autonomías… La masonería hubo de esperar hasta mayo de 1979, y ello por sentencia de la Audiencia Nacional contra una insólita resolución del Ministerio del Interior denegando la inscripción en el registro de asociaciones.

Aún hoy se oyen voces contra los masones, presentados en España como una organización secreta y malvada. En 2005, el papa emérito Benedicto XVI dijo que la masonería “es pecado”, e igual, o peor, opinión ha expresado su sucesor, Francisco. “En esta tierra a finales del siglo XIX las condiciones para el crecimiento de los jóvenes eran pésimas. Esta región estaba llena de masones, comecuras, anticlericales y satanistas”, dijo el pontífice argentino en un encuentro con jóvenes en Turín en septiembre del año pasado. Semanas más tarde, una diócesis española suspendía a uno de sus sacerdotes por ser masón y una revista católica, Infovaticana, acusaba a la organización de matanzas y crímenes de todo tipo. La Gran Logia de España se tomó las ofensas con ironía, a través de su publicación de referencia, ‘El Oriente’. Lo hizo presumiendo de que tres de los grandes fabricantes de coches fueron masones, Henry Ford, los hermanos Chrysler y Andrés-Gustave Citröen. Presentó la cosa así: “Critica el contubernio con fundamento. ¿Quieres un argumento real para alimentar la masofobia? Sin los hermanos Chrysler, Ford y Citröen no habría atascos”.

Llegan los desagravios, poco a poco. El Colegio de Abogados de Madrid ha rehabilitado en enero pasado la memoria de 61 de sus colegiados, expulsados del colegio en 1939. El acuerdo intenta “cerrar heridas que jamás deberían haberse producido”, dice en un comunicado. Entre los rehabilitados está lo más granado del foro nacional en aquellos años, todos fallecidos, algunos ante el pelotón de fusilamiento, la mayoría en el exilio, sin poder regresar a España. He aquí algunos nombres: Jiménez de Asúa, Miguel Maura, Álvaro de Albornoz, Eduardo Ortega y Gasset, Ángel Ossorio y Gallardo, Ángel Galarza, Manuel de Irujo, Victoria Kent, Pedro Rico, Manuel Azaña, Augusto Barcia, José Bergamín, José Prat, Niceto Alcalá-Zamora, Demófilo de Buen….

También el Senado ha puesto este año una primera piedra para reconocer que la masonería también debe figurar en la memoria de los varios holocaustos perpetrados por los totalitarismos del siglo pasado. Por vez primera desde que la ONU impulsó el Día oficial de la Memoria del Holocausto, el Senado invitó a la Gran Logia de España a participar en el acto de conmemoración que tuvo lugar en la Cámara Alta en enero pasado. Fue el presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, Isaac Querub, verdadero protagonista de ese homenaje, quien reclamó que dos representantes de la Gran Logia, el gran maestro Óscar de Alfonso y el director del gran consejo rector, Jesús Gutiérrez Morlote, participasen en el mismo.

Y aún otro motivo de satisfacción, quizás el más deseado: Pese a las gruesas palabras del papa Francisco contra los masones, el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Colegio Pontificio para la Cultura, acaba de publicar un artículo enL’Osservatore Romano con el título ‘Queridos Hermanos Masones’, invitando al diálogo entre la Masonería y la Iglesia Católica. La masofobia del famoso contubernio se está derrumbando por el flanco religioso.

Los masones no han parado de reivindicarse en los últimos cuarenta años, aunque con escasa fortuna. La última Conferencia Mundial de Grandes Logias Regulares, celebrada en San Francisco (California) el otoño pasado, debatió el caso: el enigma de una masonería nacional sometida todavía a vejaciones. “Nuestro país ocupa un lugar muy destacado en la historia de las persecuciones que hemos sufrido, pero no reside ahí el enigma. Los masones que nos visitan, que presumen con naturalidad en sus países de esa condición, se dan cuenta de que la España democrática no ha hecho ningún esfuerzo para restituir la honorabilidad a la institución”, afirma su máxima autoridad, con el título de Gran Maestro, el abogado valenciano Óscar de Alfonso Ortega. “Que tus acciones, y no tus palabras, hablen por ti”, es el lema este año del boletín de la Gran Logia de España.

Óscar de Alfonso Ortega acudió a la cumbre de San Francisco con una responsabilidad extraordinaria: además de líder de los masones españoles, preside desde el verano pasado la Confederación Masónica Iberoamericana, una de las organizaciones regionales más importantes de la masonería mundial, con 10.400 logias de 25 países y más de 350.000 miembros. “Para la masonería española, compuesta por apenas 3.000 personas, esa elección para un mandato de tres años, además de un honor, servirá para fortalecer nuestra Orden aquí y a nivel internacional”, dice.

Otoño de 1958 en el palacio del Pardo, en Madrid. Dos senadores y un alto militar estadounidenses, recibidos por el generalísimo Francisco Franco, sondean al dictador sobre sus intenciones ante una más que probable visita a España del presidente de Estados Unidos, el general Dwight D. Eisenhower. ¿Cómo sería recibido, con qué garantías, con qué intenciones? Franco se explaya, eufórico: Hay que exterminar la subversión comunista, quiere ayudar a Estados Unidos en su combate contra la Unión Soviética, aspira a afianzarse como reserva espiritual de Occidente, hay que acabar con la masonería… Un senador le corta: “Señor, el presidente Eisenhower es protestante, yo soy masón y mi colega en el Senado es judío. Los tres estaríamos en la cárcel en este país”. El militar, el aristócrata Eugene Vidal, instructor aeronáutico en la famosa academia West Point,remachó con saña. “No, no, excelentísimo señor. Yo soy también masón y aquí estaría fusilado”. El relato de la entrevista lo hizo, años después, el político y gran escritor Gore Vidal, hijo del militar Eugene Vidal y nieto de otro senador de EEUU, Thomas P. Gore.

 

Franco se quedó lívido. Pero se deshizo en promesas. Nada le importaba más que pasearse por las calles de Madrid con el líder de una potencia mundial, que finalmente llegó a España un año más tarde, el 21 de diciembre de 1959.

Sería el culmen de una lenta aceptación internacional, que se inició con el reconocimiento temprano del Estado vaticano. Para entonces, el régimen nacionalcatólico había permitido la apertura de unas pocas iglesias protestantes (por cierto, con la airada protesta de los obispos de entonces: “Jamás conceder los mismos derechos al error que a la verdad”, escribieron en una pastoral conjunta). También empezaron a regresar a España algunas familiar judías. Con los masones no hubo tregua. Fueron exterminados de raíz, o eso creía la dictadura. Sin que los historiadores hayan encontrado una causa razonable (quizás detestaba a su padre y al hermano Ramón, notorios masones; quizás porque había sido rechazado él mismo por una logia), Franco fue un perseguidor implacable, criminal, de la famosa orden iniciática universal. He aquí un dato extravagante, si no fuera trágico: Pese a no haber en 1936 más de 5.000 asociados a la masonería, a lo sumo 6.000, la ley para la represión de la Masonería dio paso a casi 18.000 procesos, culminados en el pelotón de fusilamiento, en años de cárcel o en un exilio exterior o interior después de ser desposeídos de sus bienes.

La transición hacia la democracia fue lenta entre 1975 a 1982, sobre todo para la masonería. Recuperadas todas las libertades que definen a un Estado moderno, los masones tuvieron que acudir a los tribunales para recuperar la suya. El Ministerio del Interior les denegó dos veces la inscripción en el registro de asociaciones, que ganaron en mayo 1979 mediante una severa sentencia de de la Audiencia Nacional. El ministro que avaló la decisión de marginar a los masones fue Rodolfo Martín Villa (en el cargo entre julio de 1976 a abril de 1979), aunque el pleito se sustanció siendo ministro el teniente general Antonio Ibáñez Freire, condecorado antes con la Cruz de Hierro por sus actos de servicio a Hitler en la División Azul.

Hubo un tiempo en que la masonería española fue numerosa y poderosa. Sólo en la primera legislatura de la II República se sentaron en las Cortes 135 diputados del Grande Oriente y 16 de la Gran Logia, o sea, 151 sobre 470 parlamentarios. Fue, con mucho, la minoría más numerosa. Con alguna razón se dijo que la República fue en gran medida una operación masónica. Masones fueron seis presidentes del Consejo de Ministros (Manuel Azaña, Francisco Casares, Diego Martínez Barrio, Manuel Portela, Ricardo Samper y Alejandro Lerroux), 20 ministros y 14 subsecretarios. Y masones eran 21 generales, entre ellos Miguel Cabanellas.

La fuerza de la masonería no era una excepción en Europa y América. Cuando la humanidad acabó con la intolerancia de todo tipo, sobre todo la religiosa, y se impuso la Ilustración en el llamado Siglo de las Luces, el XVIII, los masones se multiplicaron. Lo fueron, por ejemplo, los grandes libertadores americanos, el cubano José Martí, los estadounidenses George Washington y Benjamin Franklin, el venezolano Simón Bolivar, el mexicano Benito Juárez, el cubano José Martí…), y también Napoleón Bonaparte, Abraham Lincoln, Franklin D. Roosevelt, Winston Churchill, sin hablar de grandes pensadores, artistas y escritores.

El Oriente es una publicación editada por el Equipo de Comunicación de la Gran Logia de España
View ‘El Oriente’ in your browser for an automatic translation to any language
Segunda época – número 110
“Orgullo de ser masones”

Lema para 2016 de la Gran Logia de España

dark-facebook-48.png Share
dark-twitter-48.png Tweet
dark-forwardtofriend-48.png Forward
dark-googleplus-48.png +1
dark-instapaper-48.png Read Later
Gran Logia de España
Grande Oriente Español
1889


Suscripción a El Oriente

Equipo de Comunicación y Relaciones Institucionales
Quiero ser masón
English
العربية
Afrikaans
беларуская мова
български
català
中文(简体)
中文(繁體)
Hrvatski
Česky
Dansk
eesti keel
Nederlands
Suomi
Français
Deutsch
Ελληνική
हिन्दी
Magyar
Gaeilge
Indonesia
íslenska
Italiano
日本語
ភាសាខ្មែរ
한국어
македонски јазик
بهاس ملايو
Malti
Norsk
Polski
Português
Português – Portugal
Română
Русский
Kiswahili
Svenska
עברית
Lietuvių
latviešu
slovenčina
slovenščina
српски
தமிழ்
ภาษาไทย
Türkçe
Filipino
украї́нська
Tiếng Việt
Agenda Masónica
Marzo

19. Segovia

Abril

1-2. Mijas
II Jornadas sobre Masonería y Templarismo

7. Barcelona
Hacia dónde va el Supremo Consejo

4. Fuengirola
Levantamiento de columnas de la Respetable Logia Polaris

12. Barcelona
Llull el Astrólogo

14. Cartagena
El Krausismo

16. Mijas
Concierto Benéfico Piel de Mariposa

19. Barcelona
Llull el Alquimista

20. Valencia
Gran Consejo Rector

21-23. Almería
II Jornadas de Historia de la Masonería

26. Barcelona
Llull el Cabalista

Mayo
4. Barcelona
Llull el Templario

10. Barcelona
El Arte en la actualidad

11. Barcelona
Llull el Escritor y Político

12-13. Alhaurín el Grande
Masones, Templarios y Rosacruces

18-19. Sevilla
Ciclo de Conferencias en el Colegio de Abogados

19. Cartagena
La Masonería en el debate social de la España de la Restauración

20-21. Valencia
Fiesta de la Orden

31. Barcelona
Pasado y futuro de la Península Ibérica

Junio
1-30. Sevilla
Muestra Fotográfica en el Colegio Médico

9. Barcelona
Simplificar la Vida

11. Barcelona
Gran Cónclave

21. Barcelona
Ser rotario hoy en día

24. Cartagena
La Masonería ante el Mundo Actual

Julio
9-11. Madrid
Encuentro del Gran Maestro con Masones Jóvenes

Septiembre
9-11. Cambridge
Conferencia Internacional del Tricentenario

10. Valencia
Gran Consejo Rector

Noviembre
17-18. Sevilla
Jornadas Masónicas en el Ateneo

19. Madrid
Gran Cónclave

Grandes Logias
de la Amistad
Europa
África
Asia y Australia
Norte América
América del Sur
América Central
Grandes Logias
Provinciales
Andalucía
Baleares
Canarias
Castilla
Catalunya
Madrid
Murcia
Valencia
Respetables Logias
corresponsables
Matritense 7
Germanies 8
Tolerancia 16
Quatuor Coronati 18
Los Obreros de Hiram 24
Mare Nostrum 25
Phoenix 31
Santiago Ramon y Cajal 35
Afortunada 39
Hermes-Amistad 53
Renacimiento 54
Emulation 67
Abora 87
Nuevo Mundo 88
Fraternidad Mediterránea 94
Caballeros de la Rosa 104
Itálica 107
Silenci 109
Voltaire 127
Jerusalem 133
Sol Invictus 134
Jovellanos 138
Moriá 143
Aleph 147
Semper Fidelis 150
Redención 167
Trafalgar 168
Athenea 172
Maimonides 173
Andrés de Vandelvira 175
Séneca 179
Pro Liberate 181
Helmántica 182
El Oriente es una publicación de la Gran Logia de España, que mantiene lazos de amistad y reconocimiento con todas las Grandes Logias regulares del mundo con las que comparte los antiguos principios de la fraternidad masónica universal y la tradición iniciática que explica la extraordinaria vitalidad de la Masonería. La Gran Logia de España, único cuerpo masónico al que pertenecen la práctica totalidad de los masones españoles, es depositaria del legado del histórico Grande Oriente Español, fundado en 1889.

Los contenidos de esta publicación podrán ser reproducidos, distribuidos y comunicados públicamente sin previa autorización siempre y cuando se cite la fuente. Para cualquier consulta o sugerencia remítanos un correo electrónico a dircomunicacion@gle.org

Especial XXXV Gran Asamblea
“La sociedad española protagonista de su historia afronta la búsqueda del equilibrio fraterno”
La Masonería Española ha abierto su XXXV Gran Asamblea Ordinaria con la aprobación de una Resolución de gratitud hacia la sociedad española “por los valores de entendimiento fraterno que desde 1978 han amparado y protegido la existencia ininterrumpida de la Masonería en España”.
Declaración institucional

Los Maestros Masones miembros de la Gran Asamblea de la Gran Logia de España y su Gran Maestro, en su reunión anual de 12 de marzo de 2016, deseamos manifestar a la sociedad española, de la que formamos parte, nuestra gratitud por los valores de entendimiento fraterno que desde 1978 han amparado y protegido la existencia ininterrumpida de la Masonería en España.

En 2016 la sociedad española, protagonista de su historia, afronta la búsqueda del equilibrio fraterno tras la renovación reciente de su pluralidad. La Masonería, que prohíbe en su seno toda discusión política o religiosa, contempla con profundo respeto cada expresión de la soberanía popular. En vísperas del tricentenario de la constitución de la primera Gran Logia del mundo, que celebraremos en 2017, todo lo que podemos aportar a la sociedad que nos acoge es la luz de nuestros Antiguos Deberes, Usos y Costumbres. Estos prescriben que nos comportemos siempre, ante cualquier situación, como leales ciudadanos, amigos de la paz, sometiéndonos de buena gana a las leyes del país donde residimos, dando el respeto debido a los poderes civiles legítimos y a las opiniones ajenas para constituir un centro permanente de unión fraternal, donde reine una comprensión tolerante y una fructífera armonía entre las personas, que no deben permanecer extrañas las unas de las otras.

Es por ello que, de acuerdo con nuestros juramentos, las tradiciones seculares y los usos de la masonería regular, los Maestros Masones miembros de la Gran Asamblea de la Gran Logia de España y su Gran Maestro renovamos una vez más nuestro acatamiento a la Constitución Española y a cuantas Instituciones emanen de ella.

15 grandes maestros, 34 Grandes Logias, ocho cuerpos masónicos…
Un total de 350 aprendices, compañeros y maestros de la Gran Logia de España han participado en la XXXV Gran Asamblea Ordinaria de la Masonería Española, la máxima autoridad de la Masonería Española, que aprobó las decisiones tomadas a lo largo del año masónico. En este órgano de gobierno tienen derecho de voto todos aquellos maestros masones que, en algún momento de su vida masónica, han dirigido los trabajos de una Respetable Logia.
El encuentro contó con la presencia del Presidente de la Conferencia Mundial de Grandes Logias Regulares, 15 Grandes Maestros y 30 distinguidos visitantes llegados de las Grandes Logias y Orientes regulares de Andorra, Albania, Alemania, Austria, Azerbaiyán, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Costa de Marfil, Croacia, Escocia, Finlandia, Francia, Guinea, Hungría, India, Israel, Luxemburgo, Macedonia, Marruecos, Moldavia, Mónaco, Montenegro, Noruega, Paraguay, Pensilvania, Portugal, Rumanía, Serbia, Togo, Turquía y Ucrania.
“La Masonería vive una de las mayores expansiones de su Historia”

El Presidente de la Conferencia Mundial de Grandes Logias Regulares, el Respetable Hermano Tom Jackson, expresó la importancia de la etapa que atraviesa la Masonería en el Mundo. “Debemos ser conscientes del momento histórico que estamos viviendo: en lo que va de siglo hemos consagrado 28 Grandes Logias regulares, lo que constituye una de las mayores expansiones de los nobles ideales de la Masonería en su Historia”.

El Muy Respetable Hermano Radu Balanescu, Gran Maestro de la Gran Logia Nacional de Rumanía y Secretario Ejecutivo de la Conferencia Mundial, tuvo palabras de agradecimiento para nuestro Gran Maestro por el papel que está desempeñando en este proceso “apoyando, desde la Gran Logia de España el desarrollo de toda Gran Logia Regular y trabajando como presidente de la Conferencia Masónica Interamericana por la Masonería en todo el mundo”.

A la Gran Asamblea acudieron también los máximos representantes y los principales cuerpos y órdenes masónicas en amistad con la Gran Logia de España: el Supremo Consejo del Grado 33 y Último Grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para España; el Supremo Gran Capítulo de los Masones del Arco Real; el Gran Priorato de las Ordenes Unidas, Religiosas, Militares y Masónicas del Temple, de San Juan de Jerusalén, Palestina, Rodas y Malta; el Gran Conclave de la Orden del Monitor Secreto o Fraternidad de David y Johnatan en las Islas Británicas y sus Territorios de Ultramar; los Caballeros Sacerdotes Templarios del Sagrado Arco Real u Orden de la Sagrada Sabiduría; y el Gran Priorato Rectificado de España.
“Orgullo de ser masones”, lema de la Masonería Española en 2016
Por sexto año consecutivo, el Gran Maestro de la Gran Logia de España ha establecido un lema para el año masónico que, este año, nos propone explorar el profundo orgullo de pertenencia que sentimos los masones. Por su interés, difundimos las palabras del Gran Maestro.
“Los masones que conozco…”

En la Masonería se aprende que el verdadero culto al Gran Arquitecto del Universo consiste en las buenas obras. Los masones enseñan el camino del Honor y la Justicia. Herederos de una tradición que desafía la tiranía y el fanatismo, muchas veces han pagado con la vida el precio de la libertad.

A los masones que conozco los definen su actitud, que manifiestan en la acción de cada día, en su trabajo, con su familia, con los amigos o en la sociedad. Los distingues porque saben ser libres sin licencia, grandes sin orgullo, humildes sin bajeza, firmes a la par que flexibles. Más allá de las ideas, los propósitos o las palabras, lo que los caracteriza es su compromiso con la Humanidad, con su progreso intelectual, moral y material, sin distinción de raza o credo.

Como cualquier otro ser humano, son imperfectos y están expuestos a las debilidades y al infortunio; pero la disciplina ética y moral los obliga a seguir adelante cualesquiera sean los riesgos y las dificultades, a ser consecuentes, a escuchar la voz de sus conciencias y ser activos socialmente, haciendo suyas las causas de los oprimidos, de los desdichados y de los inocentes.

Los masones que conozco, hombres de palabra que cumplen siempre sus promesas, han tomado la determinación de transcender la arrogancia, el miedo, la hipocresía, la opresión, la bajeza, la indiferencia y la ignorancia, para elevarse hacia la virtud, dispuestos siempre a servir sin esperar recompensas. Que hombres como estos, me llamen hermano, me hace sentir orgulloso. Sí, me siento orgulloso de ser masón.

Isaac Querub apela al sentido profundo de la libertad
La Gran Asamblea de la Masonería Española tuvo el honor de recibir la visita del Presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, Isaac Querub, que en 2015 expresó a la Gran Logia de España su deseo de que la Masonería Española participase en la conmemoración del Día Oficial de la Memoria del Holocausto en el Senado de España.
Isaac Querub pronunció algunas de las palabras más emotivas y profundas de la Gran Asamblea al apelar al principio de libertad como el gran nexo de unión entre judíos y masones. Querub recordó que, en unos días, cuando las comunidades judías celebren la Pésaj, leerán el relato que explica el tránsito de la esclavitud en Egipto a la libertad en Israel, gracias a la acción del Ser Supremo. “Este relato en realidad habla de un pueblo que se rebela contra las cadenas de la opresión. Ese rechazo de la esclavitud, espiritual y material, tiene un hondo significado acerca de la relación del hombre con Dios y de Dios con el hombre. Hizo falta que muriesen dos generaciones para que una nueva generación entendiese el sentido profundo de la libertad, para comprender que la libertad no es un bien que se hereda si no que debe ganarse día a día”.

“Se preguntó a un maestro cuál era su párrafo favorito de la Torá y eligió ‘Ve adelante y se íntegro’. No dice ‘sigueme’ o ‘camina a mi lado’. Ese es el núcleo del mensaje. Cada uno de nosotros debe fraguar su destino, ese es el fundamento de la libertad. Les animo a ejecutarlo pues ustedes también persiguen ser íntegros. Un alumno estudiaba el sacrificio de Isaac y escuchaba cómo un ángel, en el último momento, sustituyó a su hijo por un cordero. Preguntó al rabí qué hubiera pasado si el ángel hubiera fallado en el instante último y la respuesta del rabí fue ‘los ángeles nunca fallan’. Pero la historia de nuestro pueblo, y también la del pueblo masónico, con millones de víctimas en campos de concentración y muertes en las dos guerras mundiales, nos ha enseñado que los ángeles han fallado muchas veces y por eso muchos de nuestros antepasados han muerto. El ángel puede fallar, pero nosotros, los hombres íntegros, no podemos fallar. Por eso estamos en la vida y por eso están ustedes aquí reunidos”, nos dijo Querub.

Para Querub, Judaísmo y Masonería comparten ese sentido de una “libertad bien entendida, de un conjunto de leyes que rigen las relaciones entre los hombres basadas en el respeto al otro. Judíos y masones, masones y judíos, no somos tan diferentes. No tenemos miedo a debatir ideas, respetamos la libertad de todas las personas y practicamos la alteridad consistente en ponernos en el espacio del otro para intentar comprenderle”.

“Hacer de la sociedad un espacio mejor nos ha hecho a judíos y masones la vida más difícil. Nos han tildado de ejecutar una increíble conspiración entre judíos y masones ajena totalmente a la realidad de nuestra existencia. A cambio, este sentido de la justicia, de la libertad y de la responsabilidad como seres humanos nos ha llevado a ser perseguidos y ajusticiados. Los enemigos de la libertad nos han humillado, nos han deslegitimado, nos han llevado a prisiones, a campos de concentración… nos han matado. En la Shoah murieron millones de judíos y muchos masones por ser amantes de la libertad”.

Pero “judíos y masones no debemos tener miedo, no figura en nuestros principios. Debemos perderlo, debemos ser valientes en nuestro esfuerzo por restablecer la verdad”. Querub, consciente de la persecución de la que fue objeto la Masonería en la España del siglo XX nos regaló la comparación con la propia historia del pueblo judío en España. “A los judíos también se nos trató mal y nos prohibieron volver. Y aquí estamos, 500 años después, buscando nuestro hueco en la sociedad española. Poco a poco empieza el reconocimiento”.

El Gran Maestro de Francia recibe
la Orden del Fundador
El Gran Maestro de la Gran Logia Nacional Francesa, el Muy Respetable Hermano Jean Pierre Servel, recibió la Medalla de la Orden Masónica del Fundador con distintivo azul como reconocimiento a todos los Queridos Hermanos de nuestra Logia Madre cuyo apoyo marcó el renacer de la Masonería Española. En los años setenta del pasado siglo, Francia permitió la instalación en su territorio de las primeras Respetables Logias en español cuyo desarrollo propició, años después, la fundación de la Gran Logia de España.
La Medalla de la Orden Masónica del Fundador constituye la más alta condecoración de la Masonería Española. El distintivo azul está reservado a Hermanos extranjeros que han prestado excepcional ayuda o apoyo a la Gran Logia de España. El título correspondiente al receptor de esta distinción es el de Caballero de la Orden Masónica del Fundador de los Francmasones Antiguos, Libres y Aceptados de la Única y Reconocida Gran Logia de España.
La Biblia itinerante comienza su recorrido por las Logias de España
La Respetable Logia San Juan de Cataluña número 1 de la Gran Logia de España ha sido la primera en recibir la Biblia Itinerante de la Masonería Española, con la que abrirá sus trabajos hasta que la entregue, en marzo de 2017, a otra Respetable Logia de su elección. El Volumen de la Ley Sagrada, luz principal de la Masonería, tardará casi dos siglos en circular por todas las Respetables Logias activas de la Masonería Española para poner en valor el vínculo fraternal entre todos los hermanos.
Desde hace 300 años, los masones se reúnen en Respetables Logias donde deben estar siempre presentes las Tres Grandes Luces de la Orden: una escuadra, un compás y el Volumen de la Ley Sagrada. Es sobre este último sobre el que toman todas sus obligaciones, con el fin de dar a ese acto el carácter solemne y sagrado indispensable para su perennidad.

La Biblia vinculada a la Masonería más relevante del mundo es un ejemplar de 1767 utilizado por George Washington en su juramento como primer presidente de los Estados Unidos. Propiedad de la Respetable Logia de San Juan número 1 de la Gran Logia de New York, es cedida en la toma de posesión de aquellos presidentes de Estados Unidos que así lo solicitan.

Reconocimiento al Excelente Masón
El Venerable Hermano Manuel Barea ha sido nombrado Excelente Masón del año 2015 por el intenso trabajo que desarrolla en Andalucía para desarrollar la Comunicación y las Relaciones Institucionales de la Masonería Española.
Premio Solidaridad y Hospitalismo
El Premio a la Solidaridad y el Hospitalismo ha recaído en el Venerable Hermano Luis Cuadrado, por su intensa entrega personal a los más desfavorecidos, y a la Gran Logia Provincial de Valencia por su capacidad para generar, en nombre de la Masonería Española, los cientos de miles de euros que han permitido sufragar un proyecto de compra de ambulancias y vehículos medicalizados para la Cruz Roja.
Premio a la Mejor Plancha Masónica
El Premio a la Mejor Plancha Masónica ha recaído sobre el trabajo titulado “Fanatismo”. Las planchas masónicas constituyen el eje del trabajo masónico en alguno de los ritos más importantes de la Orden. Su nombre proviene de la Masonería de los constructores operativos, en la que se denominaba plancha a cualquier trazado, sobre papel, tela o barro, que sirviera a un masón para estudiar y planificar lo que había de edificar en piedra, abrir el debate sobre su idea con otros masones y permitir la enseñanza a los aprendices.
Nuevo Gran Orador y Gran Tesorero
La Gran Asamblea proclamó los resultados de las elecciones celebradas a Gran Orador y Gran Tesorero. Ambos son elegidos cada cuatro años por la Gran Asamblea, dos años después de la elección del Gran Maestro, de forma que exista una alternancia en las fechas de sus respectivas elecciones.
El Gran Orador es el guardián de la constitución de la Gran Logia de España, sus Reglamentos y los Antiguos Usos y Costumbres de la Orden, portavoz y representante del Gran Cónclave ante la Gran Asamblea y garante de los procesos electorales. El Gran Tesorero es el guardián del patrimonio económico de los Queridos Hermanos y vela por su seguridad, protegiendo la solidez financiera de la Gran Logia de España.
4acb4a53-779e-439a-a479-d25f22469628.png
La Francmasonería tiene su fundamento esencial en la fe en un Poder Supremo expresado bajo el nombre de Gran Arquitecto del Universo; sus principios se resumen en estas dos máximas: conócete y ama a tu prójimo como a ti mismo.La Francmasonería es una asociación libre de hombres independientes, los cuales sólo dependen de su conciencia y se dedican a poner en práctica un ideal de paz, amor y fraternidad.

Tiene como objetivo el perfeccionamiento moral de la humanidad y como medio de propagación una verdadera filantropía, con el empleo de costumbres y formas simbólicas.

Impone a todos sus miembros el respeto a las opiniones ajenas y les prohíbe toda discusión política o religiosa a fin de constituir un centro permanente de unión fraternal. Los Francmasones se reúnen en lugares especiales llamados Logias con el fin de trabajar allí ritualmente, con celo y asiduidad, y sólo admiten a hombres mayores de edad, creyentes, de buenas costumbres, honorables, leales y dignos en todos los aspectos.

En las Logias se aprende a amar a la Patria, someterse a sus Leyes, respetar a las Autoridades legítimamente constituidas; a considerar el trabajo como un deber esencial en el ser humano y en consecuencia, a honrarlo en todas sus formas y hacer de él, por medio de la palabra, del ejemplo y de lo escrito, toda difusión útil.

El desarrollo de todo lo anterior, que constituye en síntesis los objetivos universales de la Francmasonería, son los fines de la Gran Logia de España.

Copyleft © 2016 GLE,
El Oriente es una publicación de la GLE dirigida a medios de Comunicación, instituciones públicas y privadas y toda persona que solicite su recepción.Nuestra dirección postal es:
GLEGran Via de les Corts Catalanes, 617
Barcelona, 08007 Spain

Add us to your address book

Dejar de recibir El Oriente Modificar la dirección de suscripción

open.php?u=4406fe7d64e95e62cb07ce8d9&id=d187635c5c&e=81ff3e84d2